El puchero de oro

Ernst A. Hoffman
1983

Hay existencias

Hay existencias

”El día de la Ascensión, a las tres, penetraba un joven en la ciudad de Dresde por la Puerta Negra, metiéndose,sin advertirlo, en un cesto de manzanas y de bollos que vendía una vieja, de modo que toda la mercancía saliórodando y los chiquillos de la calle se apresuraron a apoderarse del botín que tan generosamente les proporcionaba aquel señor. Ante el griterío que armó la vieja, abandonaron las comadres sus puestos de bollos yaguardiente, rodearon al joven y lo llenaron de soeces insultos; tanto, que el infeliz, mudo de vergüenza y desusto, sólo pensó en entregar su no muy bien provisto bolsillo a la vieja, que lo cogió ávidamente, haciéndolodesaparecer. Entonces se abrió el círculo; pero cuando el joven salió huyendo, la vieja le gritó: «¡Corre…,corre…, hijo de Satanás, que pronto te verás preso en el cristal!…». La voz chillona y agria de la mujer tenía algode horrible; los paseantes se quedaron parados en silencio y la risa de todos desapareció. El estudiante Anselmo –que es

Idioma: Castellano
Género: Infantil
Editorial: Labor

Aportación económica responsable

En TuuuLibreria tú decides lo que pagas por los libros. Si no sabes cuánto pagar, ¡piensa en lo que pagarías en cualquier otra librería de segunda mano! En la web se establecerán algunos precios mínimos para cubrir gastos.

Título

Ir a Arriba